30 de septiembre de 2007

Viendo jugar al Real Zaragoza

Pues sí. Ayer vi el partido del Real Zaragoza contra el Sevilla que jugaron en la Romareda.

El día había empezado muy bien, porque por la mañana al dirigirme a hacer la compra a supermercados KIWI (el Sabeco de aquí) me encuentro que hay instalado un mercadillo en mitad de la calle, y que reparten mogollón de cosas: manzanas, porciones de pizza, cafés... todo gratis. Mira que bien. Luego, eso sí, empezó a caer una tromba de agua increíble que duró todo el día aunque por la tarde paso de temporal a lluvia abundante.


Caían perros y gatos


Por la tarde, fui a dar una vuelta por el centro de la ciudad, donde están los pubs y las tiendas de moda y sin proponérmelo me encontré un bar que se llama Sportcafé y que echa mogollón de partidos de fútbol, entre ellos de la liga española: Zaragoza - Sevilla 20:00 h. Sin dudarlo, me metí y me pedí una pinta de cerveza. Era un bar de estos que tiene chopocientasmil pantallas y en ese momento estaban echando la liga inglesa: Birmingham 0 - Manchester Utd. 1. Todo el bar lleno de hooligans ingleses. Y las 20:00 horas, vamos con el reaaaaaaal zaragozaaaaaapacoooo.

El partido fue bastante castaña, por cierto. El zaragoza no juega ni a las tabas y le podían haber caído 4 o 5 goles, peeeero al final valió la pena, por la victoria del zaragoza y por los peaso de goles de D'alessandro y de pechopalomo S. García.

Por cierto, me cobraron 112 Kr. por dos pintas de cerveza lo que hace un total de 14 euros. No está mal.

28 de septiembre de 2007

¡Atrapado!

Esta tarde he pasado un momento que podríamos denominar como de mucha angustia. Resulta que a partir de las 17 horas, para salir de la escuela de farmacia, que es el edifcio en el que trabajo, hay que usar una tarjeta de esas de banda magnética como las de los cajeros automáticos. A mí me dieron una la semana pasada, el otro día fui a usarla y resulta que no funcionaba, pero me abrió la puerta un compañero de mi laboratorio. Hace dos días fui a secretaría a reclamar y me dieron otra.
.
Pues bien, hoy viernes he ido a salir del edificio a eso de las 17:30 horas y cuando introduzco la nueva tarjeta en la ranura. ¡Blink! Lucecita roja. No se puede abrir la puerta.
Que raro... como la otra vez... ¿pero no me habían dado otra tarjeta?. Voy a volver a probar otra vez...
Esto es lo que se llama razonamiento de informático: si no funciona se apaga y se vuelve a encender. ¡Blink! Lucecita roja ¡Blink! Lucecita roja.
Que bien, me han dado otra tarjeta que no funciona. Estupendo voy a pedirle ayuda a alguien que me abra la puerta.
Subo las escaleras hasta la segunda planta.
Vaya, está todo vacío. A ver aquí... nada. Todos los despachos sin nadie. Glups, uyuyuyuyuyui que mal rollito... ¿a ver si no va a haber nadie?
Voy a la tercera planta. Nadie. Voy a la primera planta. Nadie. El cagómetro empieza a dispararse...
Vamos a ver calma, calma, vale, valevalevalevale... seguro que estoy usando mal la tarjeta, sí, es eso seguro que la estoy usando mal...
Pruebo otra vez. ¡Blink! Lucecita roja. Froto la tarjeta contra mi camiseta (como si eso fuera a funcionar). Vuelvo a probar... ¡Blink! Lucecita roja.
Jooooooo*er!! Me ca** en la **** que estoy atrapado aquí!! H***** y ahora que hago, ¿llamo a los bomberos o a la policía? Pero si no me sé el número... será el 112?? Y si llamo a Stig, ¡Claro llamo a Stig, aun a riesgo de que se de cuenta de que le han mandado al más tonto de Zaragoza!
Empiezo a dar vueltas por el edificio esperando que ocurra algún milagro, que haya alguien trabajando en algún despacho... NADIE, los noruegos son como los españoles, viernes por la tarde y en la universidad no queda ni el tato. En ese momento, cuando ya me veía llamando a Stig a su móvil (se suele ir de fin de semana a la montaña) a pedirle que me rescatara. De repente oigo un ruidito. Tres neuronas en el lóbulo de tener ideas de mi cerebro encadenan un pensamiento: ¡¡Si hay ruido, tiene que haber gente!!!
Oeoeoeoeoeoeeoooeoeeeee!!! (gritos de júbilo)
Me dirijo hacia el ruido. Es un ascensor y se está moviendo. Se para en el sótano. Llamo al ascensor, bajo al sótano. Está todo aparentemente vacío. De repente otro ruido. Viene de un cuarto. ¡Bingo! Hay un chaval, un becario, un pringao como yo!! Le pido ayuda.
Cudyujelpmi, plis???? Mai car dosen buork, ai cantlif de bildinj
Me dice que hay otra salida en el mismo sótano y que no se necesita la tarjeta. ¡Me dice que es imposible quedarse atrapado! Me acompaña hasta esa salida. Le doy las gracias y no le doy un abrazo de milagro. Me dice que he tenido suerte porque él también estaba a punto de marcharse. Me desea buen fin de semana.
Hotiaaaaaaaaaaa que suerteeeeee

26 de septiembre de 2007

La fortaleza de Akershus (II y final)

Güeno, pues después me dirijí a la parte bonita de la visita que es la que está por los alrededores del castillo, se trata de una especie de acantilado desde el que se puede ver todo el puerto, la ciudad, el fiordo e incluso, a lo lejos, la pista de saltos de esquí (la que os comenté que había ido a ver con Stig), la vista desde esa zona es increíble. Desde allí grabé este pequeño video:
.

video

.
Luego, mi intención era ir al castillo propiamente dicho, peeero a partir de septiembre hasta abril, el castillo está cerrado todos los días excepto los jueves que hay visitas guíadas. Así que dos piedras.
.
Después de este intento de visita frustrada, fui al museo de la resistencia (no, no es uno dedicado a los jugadores de Balneario Sicilia). El museo es de pago pero es una cantidad muy pequeña (unos 2,5 euros). La verdad es que el museo me sorprendió gratamente, además yo ya había leído que gracias a los noruegos, que sabotearon una fábrica de agua pesada que estaba en el norte de Noruega, los nazis no pudieron construir la bomba atómica y, efectivamente, eso es una de las cosas que se pueden ver en el museo, también hay cartas, fotos, maquetas, etc.
.
Al salir del museo, di un par de vueltas más por la zona y me marché. La visita me dejo echo polvo porque la fortaleza está en una especie de risclo y tienes que estar subiendo y bajando cuestas todo el rato.

24 de septiembre de 2007

La fortaleza de Akershus (I)

El domingo estuve visitando Akershus, que es una pequeña fortaleza situada en cerca del puerto de Oslo y muy próxima al centro de la capital. En realidad es un pequeño castillo construido durante la Edad Media que solía ser el centro de gobierno en aquella época y que tenía mazmorras donde se encerraba a los prisioneros. Durante la segunda guerra mundial (Secon guorl guarl) los nazis la hicieron centro de operaciones en la toma de Noruega y también fue una especie de cárcel donde se "interrogaba" a los detenidos. En el interior, se pueden visitar varios museos, el de la guerra, donde se muestran armas, vehículos y trajes todos relacionados con el ejército; el de la resitencia noruega, donde se puede ver cómo fue la ocupación nazi de Noruega y cómo se organizó y operaba la resistencia y, por último el castillo de Akershus que es la torre que domina toda la fortaleza.
.
Primero fui a la parte oeste de la fortaleza donde está el museo de la guerra, que no me gustó mucho y estuve lo justo, y también diversos edificios antiguos que hoy se utilzan en cosas relacionadas con el ejército. Allí, por ejemplo, vi el cambio de guardia que tiene lugar cada hora, muy similar al que se puede ver en Londres, pero con menos soldados. Allí también vi el monumento a la nación noruega y varios carros de combate que tienen expuestos al público.

.


Tiene el cañón taponado, no preocuparse


Nasío pa' matá

23 de septiembre de 2007

Cena en un restaurante vietnamita

El departamento en el que trabajo aquí en Oslo, se ha fusionado (amistosamente, no en plan OPA-hostil) con otro departamento de la Escuela de Farmacia de la Universidad de Oslo. De esta manera, oficializan una colaboración que ya viene de antiguo y, además, crean un grupo de investigación más grande y, por lo tanto, más potente. Para celebrar esto, el otro día tuvimos una cena-celebración en un restaurante de comida asiática pero principalmente vietnamita. Tan variopinto lugar fue elegido porque una de las chicas del otro grupo (no del mío) es sobrina de una de las dueñas del restaurante.

.

Prueba de agudeza visual, ¿quién es la sobrina de la dueña del restaurante?


La cena era a las 19:00 horas, para que veais que horarios se gastan los noruegos. Yo me senté al lado de Stig que me trata muy bien y siempre está pendiente de hablar (y de que hablen) en inglés para que yo no esté con la mirada perdida y pensando en un burro con un sombrero de paja, a lo Homer Simpson. Delante de mí, se sentaron dos chicas de mi laboratorio.

Mis compañeras del laboratorio


La cena fue estupenda, yo me cogí una especie de plato combinado de comida asiática y estaba muy buena, bastante picante, pero muy buena. Terminamos de cenar a eso de las 21:00 h y algunos nos fuimos a tomar una cerveza a un pub, donde vimos jugar al Chelsea con el Rosenborg.

22 de septiembre de 2007

¡Sólo quedan 8 días!

Para votar en la encuesta:

¿Crees que sobreviviré en Oslo?

  • No, te comerá un oso
  • No, te comerá un reno
  • No, morirás congelado
  • No, obviamente
  • Sí, tú vales mucho

¡Vamos, participad antes de que se acabe, entre los participantes sortearemos un disco con los mayores éxitos de Cañita Brava!

21 de septiembre de 2007

De viaje con Stig y Knut (Parte III y final)

Finalmente, después de visitar los alrededores de la "ciudad universitaria", el bosque, el lago y la pista de saltos de esquí, Stig y Knut me llevaron a ver otra zona verde que estaba un poco más alejada y que es donde tienen los chaleses la gente con pasta (con mucha pasta) de Oslo. Básicamente, donde viven los famosos de la tele, donde está la residencia del presidente, etc. Muy bonito todo, no tienen nada de secarral los noruegos, oyes.

Después, para rematar la gira turística, me llevaron a tomar un café a un restaurante que hay cerca de la estación de esquí, y desde el cual, en su terraza, puedes degustar un caldereto de café (porque aquí los cafés son calderetos) con una vista ESPECTACULAR de Oslo-city, el puerto y lo que viene siendo el fiordo.

Si alguna vez vais a Oslo no debéis dejar de ir a esa cafetería a tomar un café contemplando el paisaje. Nosotros tomamos unos cafeses acompañados de unos muffins, que son los típicos bollos que salen en las teleseries americanas.

Al final, me decidí y les dije a mis jefes que si les importaba que les hiciera una foto. Stig dijo que si y Knut dijo que no le importaba aunque como podéis ver tampoco es que estuviera muy por la labor. Stig es el rubio y Knut el que no se le ve la cara. Lo que se intuye detrás de ellos es el fiordo.
.

Un muffin es eso que tiene Knut en el plato

20 de septiembre de 2007

De viaje con Stig y Knut (Parte II)

mmm... ¿a que acongoja un poquito?

Después, fuimos hasta Holmenkollen (pronúnciese Jourlmeincolan) que es la pista de saltos de esquí más famosa de Noruega. Esta pista tiene 115 años de vida (fue inaugurada en 1892) y también alberga el museo de esquí más antiguo del mundo. La verdad es que impresiona un huevo ver una pista de saltos de esquí, nunca había visto una de cerca y... no creo que me tire nunca por una de esas.
Estuvimos dando unas vueltas un rato por esa zona y luego me subieron a ver otras pistas de esquí, que están cerca de una antena de telecomunicaciones (se puede subir a lo más alto) desde la que se puede ver las montañas y Oslo, siempre que el día esté claro. El paisaje es impresionante, todo bosques y verde a cascoporro... Quiero volver algún día a ver esa zona con más calma porque la verdad es que fuimos un poco ligeros, había mucho que ver. Espero que cuando vuelva ya haya nieve.
.

video

Peacho paisajes...

19 de septiembre de 2007

De viaje con Stig y Knut (Parte I)

De la Quadra-Salcedo, versión garrafón

Stig y Knut son mis jefes aquí en Oslo. Bueno, un poco más Stig que Knut, en realidad.

Ayer me llevaron a ver los alrededores de Oslo porque, decían, me iba ser más difícil verlos que los sitios que están en el centro. Así que nos montamos en el coche de Stig y, en primer lugar, fuimos a una especie de bosque que hay ha tan sólo 15 minutos de Oslo. Pero no es un bosque, en plan los Pinares de Venecia, no. Es un PEAZO BOSQUE con mogollón de lagos, donde los estudiantes van a hacer senderismo, jogging, carrera, esquí de fondo, etc. Además me dijeron que hay una especie de cafetería/restaurante en medio del bosque a la que se puede llegar a través de uno de los múltiples caminos que se internan en la zona verde. Por las noches ese camino está iluminado y llega al restaurante. Además Stig me dijo que debido a que Oslo está rodeada por bosques, no hay casi contaminación luminosa e incluso en otoño se puede ver la aurora boreal.
¿Una aurora boreal? ¿En ésta época del año? ¿En éste lugar de la Tierra? ¿A ésta hora del dia? ¿En su cocina? - Superintendente Chalmers

Por cierto, Héctor, en el lago había un tipo nadando, supongo que sería el agüelete del Olivar de aquel año...

Rectificación: Me dice Joaquín que Cella tiene el segundo pozo artesiano más grande del mundo

17 de septiembre de 2007

El parque Vigeland

Ayer me fui a dar un paseo turístico por el parque Vigeland. Es el parque más famoso de la ciudad. Fue diseñado por el escultor Vigeland a principios de siglo pasado. Es bastante grande y, como todo aquí, tiene mogollón de vegetación y flores. No me extraña que esté todo tan verde porque llueve bastante.

Lo que hace interesante al parque Vigeland es que tiene mogollón (pero mogollón) de estatuas y casi todas talladas por el Sr. Vigeland (que ya se nos está haciendo un poquito cansino). Una de las cosas que más me ha llamado la atención de Oslo es el número de estatuas que tiene por sus calles, es una pasada. Y ya he visto dos dedicadas a presidentes de EEUU una a Abraham Lincoln y otra no me acuerdo a quién. Tengo que averiguar que les pasa a los Osleños con los presidentes de EEUU.

El parque me gustó mucho. Es super espectacular sobre todo la zona del puente con todas las estatuas y el monolito de granito, que es como el monolito de granito más grande del mundo. Lo cual me lleva a recordar que en Cella está el pozo artesiano más grande del mundo. Pero eso es otra historia.

Total, que en el puente de las estatuas, la más famosa de ellas (son todas muy raras) es la de un niño berreando, que los noruegos llaman el "Sinnataggen”. El niño según mi guía, podría ser el propio hijo de Vigeland. Parece ser que si le tocas la mano al niño (que la tiene desgastada de tanto que se la tocan, como dijo Josefina) pues pasa algo. ¿Y qué pasa? Pues no lo sé. Lo tengo que averiguar. Pero yo por si acaso se la toqué ;)


16 de septiembre de 2007

Home, sweet home

Ante la avalancha de e-mails pidiendo que ponga fotos de la casa donde vivo allá van:


La cocina es pequeñita pero funcional.




Escritorio y estanterías. También podéis ver la silla y el sillón.




Y esto es la cama con su respectiva mesita y lamparita.

15 de septiembre de 2007

De compras por IKEA


Antes de ayer estuve comprando en Ikea, que por cierto está bastante lejos de Oslo. Primero tuve que coger el metro, luego tuve que coger un autobús y cuando me bajé en la parada que yo pensaba que era la correcta, me doy cuenta que ahí el Ikea no aparece ni por el forro. Le pregunto a un señor (que era de bielorrusia, cágate lorito) y me dice que le siga. Le sigo y resulta que tenía que cojer ooootro autobús. Eso sí, el señor muy amable, que entre inmigrantes hay que ayudarse.


Bueno, pues por fin llego y, claro, todos los letreros estaban en noruego. ¡Ni uno en español!, esto si que es inmersión lingüística jejejeje. Total, que le pregunto a la chica que está en "información" y resulta que no sabe inglés (y yo tampoco jejjejee). ¿Vosotros sabéis cómo se dice "Por favor, ¿puede decirme dónde está la sección de ropas de cama?" en noruego?? PUES YO TAMPOCO.


Al final con gestos me pude hacer entender y acabé comprándome un nórdico (valga la redundancia), un cubre colchones, un cuchillo, una taza y más cosillas para la cocina. Para terminar el día me comí un par de bocadillos de salchicha que venden en el Ikea, no son muy buenos, pero sólo valen 5 coronas.

14 de septiembre de 2007

El puerto de Oslo

Antes de ayer (y me parece que fuera hace un año) me fui a dar una vuelta por Oslo. Eran las 6 de la tarde más o menos. Pero en vez de salir del hotel y girar a la derecha para ir a Karl Johans Gate*, me dio el punto y giré a la izquierda a ver qué me encontraba.




Cuál fue mi sorpresa al descubrir un parque increíblemente bonito, con mogollón de estatuas raras y una especie de fortaleza en lo alto. El parque era increíble, porque iba a dar a un mirador sobre el puerto desde el que se podía ver todo el embarcadero.






Empecé a ver a mogollón de gente con cámaras de fotos y pensé que me había metido sin proponérmelo en un lugar turístico de Oslo. Así que saqué la guía de Noruega y descubrí que estaba en el parque de la fortaleza de Akershus.




Luego continúe mi camino hasta el puerto, que era precioso, y estuve dando una vuelta viendo los barquitos atracados en el muelle. También tuve la oportunidad de ver un crucero que llegaba en ese momento a puerto.



video


Por último, también pude ver el ayuntamiento de Oslo que, por lo que tengo entendido, es de las cosas más importantes que hay que visitar. En fín, que fue un momentazo porque sin proponérmelo acabé en el puerto y descubirendo un parque maravilloso.


*Karl Johans Gate, es la avenida principal de oslo donde están las tiendas de ropa caras y los principales restaurantes.

No tiene precio


Ir a enterarse al banco si tu tarjeta funciona en Noruega,
gratis.


Hacer el depósito para poder mudarte a tu nuevo piso, 10000
Kr.


Que no te llegue el dinero para poder hacer el pago,
gratis.


QUEDARSE SIN TARJETA DE CRÉDITO EN OSLO, NO TIENE
PRECIO.


Para todo lo demás, Mastercard.



Nota: Los que estéis interesados en venir a Oslo y tengáis una tarjeta Mastercard, que sepáis que en la mayoría de los sitios no vale, hay que traer la Eurocard Mastercard.

13 de septiembre de 2007

Que sí, que estoy en Oslo

Ya se que no actualizo el blog, pero es que estos días han sido una locura. Primero, porque tenía que encontrar piso a contrareloj porque sólo tenía reserva de cuatro días en el hotel. Segundo, porque ya encontré un piso de estudiantes (aunque voy a vivir sólo). Ayer me dediqué a intentar pagar el depósito del piso (2 meses) y la primera renta. Además me pidieron que les presentase una prueba de que, efectivamente, soy estudiante. Así que he tenido que ir hoy a la Univ. a pedirle que me haga un justificante a mi jefe. Por fín me he podido mudar y ya tengo piso. El problema es que tiene los muebles y poco más (por lo menos tengo conexión a internet). Y cuando digo poco más, es poco más, no tengo sábanas, ni mantas, ni cubiertos, ni platos, ni nada. Así que hoy me he ido al IKEA, que está en las afueras de Oslo, y me he comprado la ropa de cama y un edredón nórdico (qué apropiado, no?) Bueno, pues eso, que los últimos días han sido bastante durillos y, a partir de ahora, espero disponer de más tiempo en general.

11 de septiembre de 2007

Fiesta sorpresa

El sábado por la tarde quedé con Carlos porque quería despedirme de él antes de irme a Oslo. Él estaba recién llegado de sus vacaciones por Andazulía. Yo había pasado todo el sábado en el Olivar (la piscina a la que he ido toda mi vida) porque era la Oli-fiesta. Por la mañana había jugado al tenis con Ana y por la tarde a las cartas de pareja con Ana y contra los primos Jorge y Eduardo.

Llegué al Tibet a eso de las 20.30h , me metí por el pasillo/barra y de repente vi a unos locos vestidos de vikingos (cascos con cuernos, coletas y barbas postizas incluídos). Durante una fracción de segundo, creí que se trataba de una despedida de soltero. En seguida me di cuenta de que efectivamente se trataba de una despedida PERO YO ERA EL QUE SE DESPEDÍA!!.


Solo faltaba Isabel Gemio con el micrófono


De repente todos los vikingos me empezaron a gritar y a saludar. ¿Qué pasa aquí? Resultaba que Ana (mi churri, muac!) se había currado una mega-fiesta-sorpresa de despedida con globos, carteles (t'alego ángel, ponía) difraces de vikingos y hasta tartas de chocolate caseras.



Todos los cuernos eran de mentira


Lógicamente me sorprendí mucho y me emocioné de ver a tanta gente allí reunida. La verdad que fue la leche. Además a mí también me tocó un casco con lo que de paso aumentó mi colección de gorros raros. Eso sí, mi casco no era de vikingo si no que era de Astérix, pero claro, tenía que ser diferente del resto.

Si los vikingos levantaran la cabeza

No voy a nombrar uno a uno a todos los que estuvimos en la fiesta, porque no quiero dejarme a nadie, pero seríamos unas 20 o 25 personas por lo menos. Os agradezco a todos vuestra asistencia. Y además, me vais a permitir que agradezca (y nombre) especialmente a Cecile y Rafa por sus regalos (que bien me va a venir la bufanda), a l@s del Juan Sebastian Bar ;) por la foto del fin de carrera de Anat, a Héctor ya sabe él porqué, a Carlos por la foto de Gibraltar. Y por supuesto a Ana, mi amor, que lo hizo posible y que se pegó un curro de la leche.

10 de septiembre de 2007

Ya estoy en Osloooooo!!

Unos apuntes muy rápidos,

- El vuelo ha ido muy bien
- Hemos estado tres cuartos de hora esperando las maletas
- He conocido un chaval de Ávila, muy majete, que trabaja en un albergue en Bergen
- El hotel está bien pero tengo que compartir habitación con unos desconocidos
- Está lloviendo y está nublado
- No tengo internete, así que publicaré cuando pueda
- La ciudad es muy bonita

7 de septiembre de 2007

Ya estoy preparado para ir a Oslo

Ahora sí que ya nada me puede parar

5 de septiembre de 2007

¡Al trullo!

Esta mañana, Cristina S. me ha entregado un sobre,
Toma, te ha llegado esto del Ministerio de Justicia

¿Un sobre del Ministerio de Justicia?

Sí, también les han llegado otros iguales a Ramón y a Cristina (Nota: mis tutores)

Rápidamente he abierto el sobre y comenzado a leer su contenido con gran curiosidad. ¿Para qué me querría escribir el Ministerio de Justicia?

Juzgado de 1ª Instancia Nº22 Tribunal de la competencia Madrid
2061 K
N.I.G.:44216..........
Procedimiento: Delito contra la propiedad intelectual


¿Quéeeeeee? ¿Comooorrrl? Acaso la SGAE ha descubierto que tengo Emule y lo uso?? Sigue:

...
De: Analytical Chemistry Society
Contra: Ángel Rodríguez Lafuente
D.N.I.: 72.......V
CÉDULA DE CITACIÓN
TRIBUNAL QUE ORDENA CITAR:
Tribunal de la Competencia.
ASUNTO QU
E SE ACUERDA:
El arriba referenciado.
PERSONA A LA QUE SECITA:
Ángel Rodríguez Lafuente con domicilio en...
OBJETO DE LA CITACIÓN:
Comparecer ante este Tribunal para prestar declaración sobre el plagio del artículo titulado "The use of natural essential oils as antimicrobial ..." y publicado en...bla, bla, junto con D. Ramón Batlle Almorín (DNI...), bla, bla, bla, también citados por la misma causa.
En estos momentos estaba flipando, claro. Además ponía que debía comparecer el 11 de septiembre de 2007, a las 9 de la mañana en los juzgados de Madrid. O sea, 2 días después de llegar a Oslo.
Y no sólo eso, también ponían prevenciones legales, si no me presentaba en el juzgado tendría que pagar una multa de 100000 euros y enfrentarme a un delito de desobediencia a la autoridad.

Lógicamente me han entrado los 7 males y, claro, me he puesto ha darle vueltas al asunto, pero qué es todo esto, y ahora que hago, tendré que anular el viaje...




Bueno, pues cuando ya me estaba poniendo un poco tenso, me dice Joaquín que era una broma. ¡Cabron***s! La habían ideado Joaquín y Karim y, gracias a unos contactos, habían imitado a la perfección un documento real de los juzgados. Y me la han metido hasta la bola. Vaya cara de tonto se me ha quedado. Joder, es que parecía real. Claro luego me he dado cuenta de detalles como que si te citan a juicio te tienen que dar la citación en mano y vía DNI y que la calle donde estaba el juzgado se llamaba Plaza Paco Martínez Soria.

En fíns, que he picado y que buena broma pero juro que me VENGARÉ!!




3 de septiembre de 2007

Alguien me espera

Me ha vuelto a escribir Stig (el jefazo de Oslo) para decirme cómo llegar a su despacho. Tengo que coger el tranvía, etc. Me espera el lunes, 10 a las 10 a.m. También me ha dicho que vuelva a mandarle un mail a la secretaria para que me ayude con el alojamiento.

Y sí, menos de 120 horas para llegar y entoavía no tengo un techo donde cobijarme.

Por cierto, hoy en Oslo, mínima de 7º y máxima de 15º.

2 de septiembre de 2007

En 7 días

Dentro de 7 días a estas horas estaré en Oslo, si todo va bien. No sé muy bien cómo me sentiré entonces, pero por ahora estoy bastante tranquilo. Bueno, en realidad tengo bastante curiosidad por saber cómo me va a ir, si me voy a entender con la gente, cómo es el sitio donde voy a trabajar, la gente, etc. Así que por una parte tengo muchas ganas de estar ya allí, pero por otra parte tampoco quiero que llegue el momento de terner que despedirme de Ana y de mi familia por muchos días.

Por otra parte, mañana quiero dejar terminado (o casi) lo que me queda de trabajo en el labo. Además quiero comprarme (o por lo menos elegir) el portátil y pillarme alojamiento para un par de días en vista de que la secretaria del departamento no me ha vuelto a escribir y parece no haber encontrado nada. Mal rollito, primo.

Ayer fui a recoger el móvil nuevo, Ana me cortó el pelo y me despedí de los amiguetes (aunque a lo mejor los vuelvo a ver el sábado que viene, si queda tiempo). Hoy Alex me ha prestado un jersey enorme que llevó cuando estuvo en Noruega y que da mucho abrigo.