14 de septiembre de 2007

El puerto de Oslo

Antes de ayer (y me parece que fuera hace un año) me fui a dar una vuelta por Oslo. Eran las 6 de la tarde más o menos. Pero en vez de salir del hotel y girar a la derecha para ir a Karl Johans Gate*, me dio el punto y giré a la izquierda a ver qué me encontraba.




Cuál fue mi sorpresa al descubrir un parque increíblemente bonito, con mogollón de estatuas raras y una especie de fortaleza en lo alto. El parque era increíble, porque iba a dar a un mirador sobre el puerto desde el que se podía ver todo el embarcadero.






Empecé a ver a mogollón de gente con cámaras de fotos y pensé que me había metido sin proponérmelo en un lugar turístico de Oslo. Así que saqué la guía de Noruega y descubrí que estaba en el parque de la fortaleza de Akershus.




Luego continúe mi camino hasta el puerto, que era precioso, y estuve dando una vuelta viendo los barquitos atracados en el muelle. También tuve la oportunidad de ver un crucero que llegaba en ese momento a puerto.



video


Por último, también pude ver el ayuntamiento de Oslo que, por lo que tengo entendido, es de las cosas más importantes que hay que visitar. En fín, que fue un momentazo porque sin proponérmelo acabé en el puerto y descubirendo un parque maravilloso.


*Karl Johans Gate, es la avenida principal de oslo donde están las tiendas de ropa caras y los principales restaurantes.

3 comentarios:

Gordigol7 dijo...

Muy bonito todo!! Pero donde estan los barcos vikingos???? Solo hay barcos normales!!!

X lo menos t hace muy buenos dias!! Cuidate maxote!!

Erhéctorman... o Pipi, como prefiráis dijo...

Joder qué guay...... Muy bonito, la verdad.

Lo que me ha llamado la atención es ver a todo el mundo con el abrigo puesto. Pues sí que empezáis pronto.

Por cierto, el agua debe de estar fresquita, fresquita..... Por un momento, me ha parecido ver nadando al agüelo cabrón ese que nos jodía siempre el último baño del año en el Olivar......

Un amajo brazo....

Ángel dijo...

Los barcos vikingos los pondré otro día.

Hace un poquito de rasca, sip. Cuando llegue Octubre todos con la bufanda, imagino. De todas formas, los que ves con abrigo son los turistas, el Osleño de pura cepa va con camiseta de manga corta, como los de Bilbao.

El agüelo cabrón podría estar nadando perfectamente por aquí, entre los osos, ejejeje.