28 de septiembre de 2007

¡Atrapado!

Esta tarde he pasado un momento que podríamos denominar como de mucha angustia. Resulta que a partir de las 17 horas, para salir de la escuela de farmacia, que es el edifcio en el que trabajo, hay que usar una tarjeta de esas de banda magnética como las de los cajeros automáticos. A mí me dieron una la semana pasada, el otro día fui a usarla y resulta que no funcionaba, pero me abrió la puerta un compañero de mi laboratorio. Hace dos días fui a secretaría a reclamar y me dieron otra.
.
Pues bien, hoy viernes he ido a salir del edificio a eso de las 17:30 horas y cuando introduzco la nueva tarjeta en la ranura. ¡Blink! Lucecita roja. No se puede abrir la puerta.
Que raro... como la otra vez... ¿pero no me habían dado otra tarjeta?. Voy a volver a probar otra vez...
Esto es lo que se llama razonamiento de informático: si no funciona se apaga y se vuelve a encender. ¡Blink! Lucecita roja ¡Blink! Lucecita roja.
Que bien, me han dado otra tarjeta que no funciona. Estupendo voy a pedirle ayuda a alguien que me abra la puerta.
Subo las escaleras hasta la segunda planta.
Vaya, está todo vacío. A ver aquí... nada. Todos los despachos sin nadie. Glups, uyuyuyuyuyui que mal rollito... ¿a ver si no va a haber nadie?
Voy a la tercera planta. Nadie. Voy a la primera planta. Nadie. El cagómetro empieza a dispararse...
Vamos a ver calma, calma, vale, valevalevalevale... seguro que estoy usando mal la tarjeta, sí, es eso seguro que la estoy usando mal...
Pruebo otra vez. ¡Blink! Lucecita roja. Froto la tarjeta contra mi camiseta (como si eso fuera a funcionar). Vuelvo a probar... ¡Blink! Lucecita roja.
Jooooooo*er!! Me ca** en la **** que estoy atrapado aquí!! H***** y ahora que hago, ¿llamo a los bomberos o a la policía? Pero si no me sé el número... será el 112?? Y si llamo a Stig, ¡Claro llamo a Stig, aun a riesgo de que se de cuenta de que le han mandado al más tonto de Zaragoza!
Empiezo a dar vueltas por el edificio esperando que ocurra algún milagro, que haya alguien trabajando en algún despacho... NADIE, los noruegos son como los españoles, viernes por la tarde y en la universidad no queda ni el tato. En ese momento, cuando ya me veía llamando a Stig a su móvil (se suele ir de fin de semana a la montaña) a pedirle que me rescatara. De repente oigo un ruidito. Tres neuronas en el lóbulo de tener ideas de mi cerebro encadenan un pensamiento: ¡¡Si hay ruido, tiene que haber gente!!!
Oeoeoeoeoeoeeoooeoeeeee!!! (gritos de júbilo)
Me dirijo hacia el ruido. Es un ascensor y se está moviendo. Se para en el sótano. Llamo al ascensor, bajo al sótano. Está todo aparentemente vacío. De repente otro ruido. Viene de un cuarto. ¡Bingo! Hay un chaval, un becario, un pringao como yo!! Le pido ayuda.
Cudyujelpmi, plis???? Mai car dosen buork, ai cantlif de bildinj
Me dice que hay otra salida en el mismo sótano y que no se necesita la tarjeta. ¡Me dice que es imposible quedarse atrapado! Me acompaña hasta esa salida. Le doy las gracias y no le doy un abrazo de milagro. Me dice que he tenido suerte porque él también estaba a punto de marcharse. Me desea buen fin de semana.
Hotiaaaaaaaaaaa que suerteeeeee

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Angel, quedarte atrapado en una uni, mola más que en un centro de salud. Vamos 1-1, pero creo que en estos tres meses me puedes barrer.
Besicos
Patricia
PD.- Buen finde. Aqui no hace mas que llover, asi claro que tienen un pais verde.

Erhéctorman... o Pipi, como prefiráis dijo...

Jejejejejeje..... qué crack!!!

Por cierto, hablando de "cracks"

Balneario - 3 No se quién - 1

(seguro que estabas ansioso por conocer el resultado)

Otros resultados de interés:

Zaragoza - 2 Sevilla - 0

Pues nada, un abrazo, y por cierto, intenta no seguir los métodos de Carlitros para llegar a casa. Ya lo has hecho una vez, vale.... Pero ahora intenta no coger el bus en dirección contraria y cosas por el estilo. No sé si en Noruega lo entenderían..... jejejeje

Un abrazoooooooooo

Ángel dijo...

Patricia: Te juro que me acordé de ti, pensaba: igual que le pasó a Patricia!! Menos mal que se solucionó todo, que si no... Dame tiempo y seguro que preparo alguna aquí en Oslo.

erhéctorman: Estaba que no podía ni dormir, pensando en el resultado de Balne, ¡Aupa Balne! y el Zaragoza... lo vi en un bar!! jejjej

Anica dijo...

Bueno, la verdad es que la historia es digna de "leer". No te has olvidado ni uno solo de los comentarios y pensamientos que en ese momento tuviste eh?

Para que luego me digas a mí que a la hora de contar historietas me enrollo como una persiana jeje

Sm,At

Carlitros dijo...

Me vas a superar en los puntos, me estas igualando..... ESTO NO PUEDE SEGUIR ASI, COMO SIGAS MUCHO TIEMPO EN NORUEGA.... (tengo que discurrir algo pronto).

QUE CAMPEON!!!!!! Bueno pero supiste sacarte las castañas del fuego... PONTE GUANTES QUE QUEMAN. jejeje.

Ángel dijo...

Anica, todo lo bueno se pega y aprendí mucho de tu estilo narrativo en el viaje a París jeje.

Efectivamente supe sacarme las castañas del fuego y al final todo quedó en agua de borrajas jeje.

SüRiLüRi dijo...

Jajaja
De todas las historias que has contado en el blog esta es la que más me ha gustado, por el momento, claro está.
Un besazo gordo y que sepas que SI que ya somos propietarios, jejejeje.
Lo celebraremos cuando vuelvas,ok??
Ciao Ciaooooooooo

Ángel dijo...

sürilüri, lo que me temo es que esta no será la más gorda que me pase. Me apunto a lo de la celebración, eh?

Besos y saluda a todos de mi parteeee